Inicio » Por Autor » Erich Fromm

Category Archives: Erich Fromm

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Escuelafeliz y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 937 seguidores

Temas:

Erich Fromm y su teoría sobre el psicoanálisis humanista – LMEM

Fuente: Erich Fromm y su teoría sobre el psicoanálisis humanista – La Mente es Maravillosa

Para Erich Fromm, la principal tarea del ser humano en la vida es darse a luz a sí mismo para poder convertirse en lo que realmente es, en alguien más noble, más fuerte y más libre. Estas y otras reflexiones demuestran esa perspectiva humanista, a la vez que revolucionaria, de una figura de gran relevancia dentro de la psicología. Además, hablamos también del que algunos consideran el filósofo del amor.

Cuando nos referimos a la teoría psicoanalista hay quien comete el error de verla como un todo, como una misma entidad rígida y específica donde habitan conceptos, dinámicas y enfoques muy claros enunciados por el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. Se nos olvida quizás que dentro de esta corriente hay escuelas y formas de pensamiento que han enriquecido las bases del psicoanálisis desviándose de la palabra y de las ideas de Freud.

Erich Fromm fue uno de estos “desviados”. Fue en los años 40 cuando este psicólogo social, de origen judío-alemán, decidió romper con la doctrina psicoanalística con la que trabajaban en el “Instituto de Investigación Social de la Universidad de Frankfurt” y renovar por completo la teoría y la práctica, acercándolo a un enfoque mucho más cultural, humano. Por ejemplo, reformuló la idea del desarrollo de la libido por otra más factible. Una nueva concepción en la que enunciaba y articulaba los procesos de asimilación y socialización del individuo.

Asimismo, podríamos decir sin equivocaros que Fromm fue por encima de todo un pensador fascinante, un filosofo y uno de los mejores representantes del humanismo del siglo XX. En sus 3 libros más importantes: “El miedo a la libertad”, “El arte de amar” y “El corazón del hombre” nos legó un universo de pensamientos, reflexiones y teorías donde la psicología va de la mano de la antropología y la historia, y donde a su vez el legado de Sigmund Freud y Karen Horney seguían también muy presentes.

Erich Fromm y la crisis sistémica de la sociedad occidental

Para entender la teoría del psicocanálisis humanista de Erich Fromm es necesario conocer a la persona, entender sus raíces, su contexto y ese mundo a la deriva que conformó su realidad más inmediata. De esta manera estaremos en disposición de comprender aquello que le sirvió de guía e inspiración para sus teorías.

Cuando uno lee su autobiografía, “Más allá de las cadenas de la ilusión”, y se detiene ante todo en su infancia y adolescencia percibe al instante que no fueron precisamente etapas felices para Erich. El padre de Fromm era un hombre de negocios bastante agresivo, su madre padecía una depresión crónica y además fue educado en un ambiente marcadamente estricto bajo los esquemas judío ortodoxos. Cuenta que durante esta época vivió dos momentos que lo marcaron.

El primero fue el suicidio de una joven de 25 años de la que él estaba enamorado siendo un niño. Ella era pintora y estaba muy unida a su única familia: su padre. Este falleció de forma repentina, y unos pocos días después la joven artista decidió quitarse la vida. Su suicidio hizo que Fromm se preguntara...¿por qué? ¿qué hace que las personas lleguen hasta tales extremos?

El segundo hecho que lo marcó fue el estallido de la Primera Guerra Mundial. A su vida llegó entonces la sombra de los nacionalismos, la radicalización de las masas, los mensajes cargados de odio y la eterna diferenciación entre “nosotros” y “ellos”, entre mi identidad y la tuya, tu religión y la mía, mi visión del mundo y la “no aceptable” visión del tuyo.

El mundo se fragmentaba, y esas grietas no solo abrían distancias insalvables entre distintas potencias, sino que además, se iniciaba un periodo de crisis sistémica en toda la sociedad. Todas las teorías psicológicas, filosóficas y sociales enunciadas hasta el momento debían ser reformuladas en busca de respuestas y explicaciones ante semejante caos…

Una visión para la comprensión y la esperanza en el ser humano

Leer la obra de Erich Fromm es casi imprescindible para entender todo ese periodo de crisis de valores, de principios y de políticas sociales que se abrió en esa primera mitad de nuestro siglo XX donde las dos guerras mundiales, socavaron por así decirlo, nuestra fe en la humanidad.

Sin embargo, leer a Fromm es reconciliarte precisamente con la propia humanidad. Porque nos habla de esperanza y por encima de todo, nos aporta grandes recursos de las ciencias humanas y desde el propio psicoanálisis para iniciar una transformación positiva y creadora…

Veamos ahora los principios básicos de su teoría.

Del hombre biológico-mecanicista al hombre biológico-social

Erich Fromm aceptaba gran parte de los conceptos desarrollados por Sigmund Freud: el inconsciente, la represión, los mecanismos de defensa, la transferencia, el concepto de los los sueños como expresión de lo inconsciente y cómo no, la relevancia de la infancia como raíz de muchos trastornos psicológicos.

  • Ahora bien, algo con lo que no podía sintonizar Fromm era con esa visión del ser humano como una entidad biológico-mecanicista, como un ser que responde de forma exclusiva la voluntad del “Ello”, a esa entidad que busca satisfacer los impulsos básicos de agresividad, supervivencia y reproducción.
  • Erich Fromm nos habló del hombre biológico-social para ensalzar esa “psicología del yo”, donde las personas no nos limitamos únicamente a reaccionar o a defendernos de nuestros impulsos o instintos. Es necesario ampliar cercos y tomar conciencia de lo social, y de cómo en ocasiones las figuras más significativas para un niño pueden generarle procesos adversos y traumáticos.
  • Las relaciones interpersonales se sitúan ahora con Fromm como ejes vertebradores que sustituyen por completo a la clásica teoría de la evolución de la libido, como concepto motivacional y mecanicista, en la figura del ser humano.
El ser humano es libre

Las teorías de Fromm no solo están influenciadas por Freud y Karen Horner. Hablar de Erich Fromm es también hablar de Marx. Debemos recordar una vez más ese contexto social de la época, esa crisis de valores, esos vacíos de contenido a la hora de dar respuestas al por qué del comportamiento humano, al por qué de las guerras, los nacionalismos, los odios, la diferencia de clases…

Asumir la perspectiva biologico-mecanicista heredada de Freud, como ya sabemos, carecía de sentido y utilidad, de ahí que los principios defendidos por Marx se ajustaran mucho mejor a las premisas que Fromm buscaba. Para Marx, las personas estaban no solo determinadas por la sociedad, lo estaban ante todo por sus sistemas económicos.

Así, en muchos de los textos de Fromm podemos aún ahora reconocernos a nosotros mismos en sus líneas y en esos mensajes que no dejan indiferente a nadie.

“Nuestra economía de consumo y de mercado se basa en la idea de que se puede comprar la felicidad. Pero cuidado, porque si no tienes dinero para pagar algo, entonces habrás perdido toda oportunidad de ser feliz. Por ello, es necesario recordar que solo lo que llega desde nuestros propios esfuerzos, desde el interior, no solo es lo “más barato” sino lo que más feliz puede hacernos”
Ahora bien, algo realmente interesante dentro de la teoría de Fromm es que a pesar de que el ser humano está influenciado por su cultura y por los sistemas económicos, hay un fin por el que siempre debemos luchar y que podemos conseguir: la libertad. Fromm, de hecho, animaba a las personas a ir más allá de los férreos determinismos de Freud y Marx para desarrollar algo que es inmanente a la propia naturaleza humana: nuestra libertad.

Las personas, opina Fromm, estamos determinadas por algunos principios biológicos, al igual que el resto de animales. Nacemos con un cuerpo, maduramos, envejecemos y luchamos por nuestra supervivencia. Sin embargo, más allá de este límite, todo es posible. Si pudimos por ejemplo avanzar desde esas sociedades tradicionales de la Edad Media hasta la sociedad actual, no podemos rendirnos en este proceso en busca de más libertades, de más derechos y de mayor bienestar.

La libertad es algo complejo de conseguir, pero para alcanzarla hay cultivar la responsabilidad individual y el el respeto social. De lo contrario, en caso de no luchar o de escapar de la propia libertad, corremos el riesgo de que en nuestras sociedades surja alguno de de estos escenarios que sin duda, no nos son desconocidos:

  • El autoritarismo.
  • La destructividad (donde se incluye desde la agresión, la violencia o el suicidio).
  • La conformidad autómata, ahí donde la persona se vuelve un “camaleón social”, es decir, asume el color de su ambiente sin protestar.

Estas tres ideas las desarrolló en un libro imprescindible al que vale la pena volver cada poco tiempo: “El miedo a la libertad”.

Los fundamentos del psicoanálisis humanista

Algo que sin duda llama la atención de la trayectoria de Erich Fromm es que a diferencia de los psicoanalistas más clásicos que todos conocemos, él no se inició en el ámbito médico o psiquiátrico. Él de hecho no era médico, su base de trabajo era la sociología, de ahí que en ocasiones no fuera muy aceptado ni bien visto. Su relación con Karen Horneyfue de hecho bastante compleja y fueron muchos los psicólogos que lo vieron siempre como un teórico de campo más que como un psicólogo ortodoxo.

“El amor es la única respuesta cuerda y satisfactoria al problema de la existencia humana”

-Erich Fromm-

Sin embargo, es ahí donde se halla la auténtica grandeza de Fromm, la de su visión más amplia e integral del ser humano. Ahí donde no todo responde a una patología orgánica, a las fuerzas de la biología, sino que son la cultura, la familia y en esencia la propia sociedad las que muchas veces también nos ponen alambradas y vetos a la propia expresión del ser.

Veamos a continuación los fundamentos básicos de su teoría sobre el psicoanálisis humanista.

Claves para comprender el enfoque psicológico de Erich Fromm

A continuación os dejamos algunas de las principales claves para entender la psicología de Fromm:

  • La impronta humanista de Fromm aporta un nuevo enfoque al concepto de la enfermedad. En él, el psicoanalista está obligado a reformular no sólo la definición de enfermedad sino también las herramientas con las que se enfrenta a ella.
  • La finalidad del profesional no es otra que facilitar el encuentro de la persona consigo misma. Enunciándolo en un lenguaje más actual: “favorecer el desarrollo personal para alcanzar la felicidad”.
  • Algo así solo se consigue potenciando la responsabilidad y el amor propio.
  • A la hora de tratar un paciente, no es conveniente centrarse en exclusiva en lo patológico, en los síntomas de la enfermedad o en sus condicionantes negativos. Es necesario ver las cualidades y aspectos positivos de la persona para facilitar así la técnica terapéutica.
  • El único objetivo del psicoanálisis no debe ser sumar su granito de arena para que la persona cambie. Además. hay que facilitarle estrategias para que se integre de nuevo en la sociedad, pero sintiéndose más fuerte, más hábil y preparada para ser consciente de que también hay aspectos “enfermos” en la interpretación de la realidad que la sociedad (o gran parte de ella) da por válida.
  • El psicoanálisis debe ser receptivo a los avances de la ciencia, a los cambios de la sociedad, debe entender la cultura que nos envuelve, las condiciones económicas y políticas que nos rodean para poder ayudar mucho mejor a la persona. Quedarse con una visión reduccionista sería un error.
  • El profesional debe hacer uso de un vocabulario comprensible, transparente y claro. Además, debe procurar no proyectar una imagen de poder o superioridad.

Para concluir, el legado que nos dejó Fromm supone un paso de gigante no solo en el campo de la psicología, sino también en el de la filosofía. Así, aunque para muchos sus teorías pecaran en ocasiones de “utopismo”, lo cierto es que dio forma a un tipo psicoanálisis más real, donde desarrollar lo mejor de cada persona. Un enfoque nada desdeñable de un pensador que, como ya hemos señalado, vale la pena recordar y leer en profundidad. Sirva este artículo como una invitación.

Referencias bibliográficas

Fromm, E. (1983) La patología de la normalidad. Barcelona. Editorial Paidós Ibérica.
Fromm, E. (1989) Del Tener al Ser, Barcelona. Editorial Paidós.
Fromm, E., Maccoby, Michael (1979) Socio psicoanálisis del campesino mexicano. Fondo de Cultura Económica.
Fromm, E. (1986) Ética y psicoanálisis. México. Fondo de Cultura Económica.
Fromm E. (1977) El corazón del hombre. Su potencia para el bien y para el mal. México. Fondo de cultura Económica.
Fromm et all (1974) Humanismo Socialista. Buenos Aires. Editorial Paidós.
Fromm E., El Humanismo como filosofía global del hombre. En: FROMM, Erich: Sobre la desobediencia. Barcelona.
Morín, E., La Cabeza bien puesta. Bases para una reforma educativa. Repensar la reforma. Repensar el pensamiento. Buenos Aires. Editorial Nueva Visión

Fuente: Erich Fromm y su teoría sobre el psicoanálisis humanista – La Mente es Maravillosa
Autora: Valeria Sabater

Del Tener al Ser – Erich Fromm

Del Tener al Ser – Erich Fromm. pdf

 LA ALTERNATIVA entre tener que se opone a ser, no atrae al sentido común. Parece
que tener es una función normal de la vida: para vivir, debemos tener cosas.
Además, debemos tenerlas para gozarlas. En una cultura cuya meta suprema es
tener (cada vez más), y en la que se puede decir de alguien que “vale un millón de
dólares”, (En inglés de los Estados Unidos, es la manera común de decir que tiene un
millón de dólares. [T.]) ¿cómo puede haber una alternativa entre tener y ser? Al
contrario, parece que la misma esencia de ser consiste en tener; y si el individuo no
tiene nada, no es nadie.
Sin embargo, los grandes Maestros de la Vida han considerado la alternativa entre tener y ser como el punto más importante de sus respectivos sistemas. Buda enseña que para alcanzar la etapa más elevada del desarrollo humano, no debemos anhelar posesiones. Jesucristo enseña: “Porque cualquiera que quisiera salvar su vida, la perderá; y cualquiera que perdiere su vida por causa de mí, éste la salvará. Porque ¿qué aprovecha al hombre, si se granjeara todo el mundo, y se pierda él a sí mismo, o corra peligro de sí?” (San Lucas 9:24-25). El Maestro Eckhart enseñó que no tener nada y permanecer abierto y “vacío”, no permitir al ego ser un estorbo en nuestro camino, es la condición para lograr salud y fuerza espiritual. Marx enseñó que el lujo es un defecto, tanto como la pobreza, y que nuestra meta debe consistir en ser mucho, y no en tener mucho. (Me refiero aquí al verdadero Marx, al humanista radical, y no a la falsificación vulgar que presenta el comunismo soviético).
Durante muchos años he estado profundamente impresionado por esta distinción, y he buscado su base empírica estudiando concretamente individuos y grupos, mediante el método psicoanalítico. Lo que he observado me lleva a concluir que esta distinción, junto con la del amor a la vida y el amor a la muerte, representa el problema más crucial de la existencia. Los datos empíricos, antropológicos y psicoanalíticos, tienden a demostrar que tener y ser son dos modos fundamentales de la experiencia, las fuerzas que determinan la diferencia entre los caracteres de los individuos y los diversos tipos de caracteres sociales.


¿Tener o ser?

  • “El trabajo obsesivo produce la locura, tanto como la pereza completa, pero con esta combinación se puede vivir”.
  • “La pretensión de los comunistas de que su sistema pondrá fin a la guerra de clases al suprimir las clases, es una ficción, porque su sistema se basa en el consumo ilimitado como meta de vida”.
  • “Mientras todo el resto del mundo desee tener más, se formarán clases, habrá guerra de clases, habrá una guerra internacional”.
  • “La avaricia y la paz se excluyen mutuamente”.
  • “Vivir correctamente ya no es una demanda ética o religiosa. Por primera vez en la historia, la supervivencia física de la especie humana depende de un cambio radical del corazón humano“.
  • “Otra explicación es que el egoísmo que genera el sistema hace que los gobernantes antepongan su éxito personal a su responsabilidad social”.
  • “Al mismo tiempo, el publico en general esta tan egoístamente preocupado por sus asuntos particulares que presta muy poca atención a los problemas que trascienden el terreno personal”.
  • “A los que creen que tener constituye la categoría mas natural de la existencia humana puede sorprenderles enterarse de que en muchos idiomas no hay palabra que signifique “tener”. Por ejemplo, en hebreo “tengo” debe expresarse en la forma indirecta Jesh Li (“es para mí”)”.
  • “La actitud inherente al consumismo es devorar todo el mundo. El consumidor es eterno niño de pecho que llora reclamando su biberón. Esto es obvio en los fenómenos patológicos, como el alcoholismo y la adicción a las drogas”.
  • “Los consumidores modernos pueden identificarse con la formula siguiente: yo soy = lo que tengo y lo que consumo“.
  • “De hecho, los individuos del tipo de tener se sienten perturbados por las ideas o los pensamientos nuevos acerca de una materia, porque lo nuevo los hace dudar de la suma fija de información que poseen. Desde luego, para quien tener es la forma principal de relacionarse con el mundo, las ideas que no puede definir claramente (o redactar) le causan temor, como cualquier cosa que se desarrolla y cambia y que no puede controlarse”.
  • En el modo de ser, los lectores a menudo advierten que hasta un libro muy admirado carece enteramente de valor o tiene un valor muy limitado; o logran comprender plenamente un libro, a veces mejor que el autor, quien pudo haber considerado que todo lo que escribió era igualmente importante”.
  • “Comprender la autoridad en los dos modos depende de reconocer que “la autoridad” es un término amplio con dos significados totalmente distintos: puede ser “racional” o “irracional”. La autoridad racional se basa en la capacidad, y ayuda a desarrollarse a la persona que se apoya en ésta. La autoridad irracional se basa en la fuerza y explota a la persona sujeta a ésta”.
  • “Ser autoridad se basa no sólo en la capacidad para realizar ciertas funciones sociales, sino igualmente en la esencia misma de una personalidad que ha conseguido un alto grado de desarrollo e integración. Estas personas irradian autoridad y no tienen que dar órdenes, amenazar ni sobornar”.
  • “Sean cuales fueren las razones de la pérdida de las cualidades de la capacidad, en la mayoría de las sociedades mas grandes y organizadas jerárquicamente ocurre el fenómeno de la alienación de la autoridad”.
  • “Aunque el emperador esté desnudo, todo el mundo cree que usa bellas ropas”.
  • “La diferencia entre el modo de tener y el modo de ser en la esfera del conocimiento se expresa con dos formulas: “Tengo conocimiento” y “Conozco”. Tener conocimiento es tomar y conservar la posesion del conocimiento disponible (la informacion); conocer es funcional y sólo sirve como medio en el proceso de pensar productivamente”.
  • “Conocer significa “ver” la realidad desnuda, y no significa poseer la verdad, sino penetrar bajo la superficie y esforzarse crítica y activamente por acercarse más a la verdad”.
  • “Para alguien que sabe, la ignorancia es tan buena como el conocimiento, ya que ambos forman parte del proceso de saber, aunque la ignorancia de este tipo es distinta de la ignorancia del que no reflexiona. En el modo de ser, el conocimiento óptimo es conocer más profundamente“.
  • “En realidad, solo existe el acto de amar, que es una actividad productiva. Implica cuidar, conocer, responder, afirmar, gozar de una persona, de un árbol, de una pintura, de una idea.. Significa dar vida, aumentar su vitalidad. Es un proceso que se desarrolla y se intensifica a si mismo”.
  • “Experimentar amor en el modo de tener implica encerrar, aprisionar o dominar al objeto amado“.
  • “Generalmente la actividad es una conducta que tiene un fin socialmente reconocido y que produce cambios soialmente útiles“.
  • “La productividad es una orientación del carácter que pueden tener todos los seres humanos, en el grado en que no se encuentren emocionalmente inválidos. Las personas productivas animan lo que tocan. Hacen surgir sus propias facultades, y dan vida a las personas y a las cosas”.
  • “El amor genuino aumenta la capacidad de amar y de dar a los demás. El verdadero amante, en su amor a una persona especifica, ama a todo el mundo”.
  • “Los poderes de la razón, del amor, de la creación artística e intelectual, todos los poderes esenciales aumentan mediante el proceso de expresarlos”.
  • “Desde el luego, para hacerse ricos y famosos, los individuos deben mostrarse muy activos en el sentido de estar ocupados, pero no en el sentido de nacer dentro de sí mismos“.
  • “La alegría no es el éxtasis momentáneo, sino el resplandor que acompaña al ser”.
  • “El presente es el punto donde se unen el pasado y el futuro, una frontera en el tiempo, pero no distinto en calidad de los dos reinos que une”.
  • “La estructura socioeconomica de la sociedad modela el carácter social de sus miembros, para que deseen hacer lo que deben hacer”.
  • “Las caracteristicas de martir consisten en ser, dar, compartir; las del heroe son: tener explotar, violar”.
  • “Hemos convertido las máquinas en dioses, y nos hemos vuelto divinos sirviendo a las máquinas”.
  • “La economía como esencia de la vida es una enfermedad mortal, porque un crecimiento infinito no armoniza con un mundo finito”.
  • “El veneno es veneno aunque venga en píldoras doradas…”.
  • “No se pueden construir submarinos leyendo las obras de Julio Verne; no puede crearse una sociedad humanista leyendo a los profetas”.
  • “La función del Estado es establecer normas para un consumo sano, opuestas al consumo patológico e indiferente”.
  • “Nuestra sociedad occidental contemporánea, a pesar de su progreso material, intelectual y político, ayuda cada vez menos a la salud mental y tiende a socavar la seguridad interior, la felicidad, la razón y la capacidad para el amor del individuo; tiende a convertirlo en un autómata que paga su frustración como ser humano con trastornos mentales crecientes y una desesperación que se oculta bajo un frenético afán de trabajo y supuestos placeres.”

Escuelafeliz no desea infringir las leyes que regulan “derechos de autor” y “copyright”.

Escuelafeliz desea dar a conocer todo material que consideramos válido para el Desarrollo Personal, Autoestima, Madurez, Autorrealización y en definitiva todo lo que nos pueda ayudar para llegar a un estado donde poder Ser Felices, Hacer Felices, Vivir Felices.

COMPRAR LIBRO:   Del Tener al Ser – Erich Fromm

El Miedo a la Libertad – Erich Fromm

El Miedo a la Libertad – Erich Fromm. pdf

El Miedo a la LibertadErich Fromm inicia el libro El miedo a la Libertad, haciendo una distinción entre la libertad negativa y la libertad positiva. La primera se refiere a la emancipación de restricciones como convenciones sociales implantadas por otras personas o por la sociedad y para obtener este tipo de libertad históricamente se ha tenido que luchar. Sin embargo, de acuerdo a Fromm, este tipo de libertad por si sola puede ser una fuerza destructiva a menos de que esté acompañada por un elemento creativo que sería la libertad positiva. Esto necesariamente implica una conexión con los otros que va más allá de los lazos superficiales de las interacciones sociales.

En el proceso de volverse libre de la autoridad, los humanos quedan con sentimientos de desesperanza (Fromm compara esto al proceso de individualización de un niño como parte de su desarrollo) que no desaparecerán hasta que usen la libertad positiva y desarrollen un reemplazo para el orden que conocían antes. Sin embargo, un sustituto común para la libertad positiva o la autenticidad es someterse a un sistema autoritario que reemplace el orden anterior con una apariencia exterior diferente pero con la misma función para el individuo: eliminar la incertidumbre prescribiendo qué pensar y cómo actuar. Fromm caracteriza esto como un proceso histórico dialéctico en donde la situación original es la tesis y la emancipación es la antítesis. La síntesis sólo puede ser alcanzada cuando algo haya reemplazado el orden original y haya dado a los humanos una nueva seguridad. Fromm no indica que el nuevo sistema sea necesariamente mejor y de hecho indica que esto solo rompería el ciclo de libertad negativa al cual la sociedad se somete.


El miedo a la libertad

  • “El hombre, cuanto más gana en libertad, en el sentido de su emergencia de la primitiva unidad indistinta con los demás y la naturaleza, y cuanto más se transforma en <<individuo>>, tanto más se ve en la disyuntiva de unirse al mundo en la espontaneidad del amor y del trabajo creador o bien de buscar alguna forma de seguridad que acuda a vínculos tales que destruirán su libertad y la integridad de su yo individual.”
  • “La libertad positiva implica también el principio de que no existe poder superior al del yo individual; que el hombre representa el centro y fin de la vida, que el desarrollo y la realización de la individualidad constituyen un fin que no puede ser nunca subordinado a propósitos a los que se atribuye una finalidad mayor.”

Escuelafeliz no desea infringir las leyes que regulan “derechos de autor” y “copyright”.

Escuelafeliz desea dar a conocer todo material que consideramos válido para el Desarrollo Personal, Autoestima, Madurez, Autorrealización y en definitiva todo lo que nos pueda ayudar para llegar a un estado donde poder Ser Felices, Hacer Felices, Vivir Felices.

COMPRAR LIBRO:    EL MIEDO A LA LIBERTAD. Erich Fromm

Some content on this page was disabled on 5 April, 2018 as a result of a DMCA takedown notice from Erich Fromm. You can learn more about the DMCA here:

https://en.support.wordpress.com/copyright-and-the-dmca/

El Arte de Amar – Erich Fromm

El Arte de Amar – Erich Fromm. pdf

El Arte de AmarEl libro El arte de Amar, postula principalmente que el amor es la respuesta al problema de la existencia humana, puesto que el desarrollo de éste conlleva a una disolución del estado de separación o separatividad sin perder la propia individualidad. Asimismo estudia la naturaleza del amor en sus diversas formas: amor fraternal, amor de padre y de madre, amor a uno mismo, amor erótico y amor a Dios. El autor postula que los elementos necesarios para el desarrollo de un amor maduro son el cuidado, la responsabilidad, el respeto y el conocimiento. En el capítulo tres Erich Fromm realiza un análisis del amor y su significado en la sociedad actual, con base en el cual llega a la conclusión de que el modo capitalista de producción tiende a enajenar al hombre y a imposibilitarlo -al menos socialmente- para amar.


El arte de amar

  • “En realidad, todos están sedientos de amor; ven innumerables películas basadas en historias de amor felices y desgraciadas, escuchan centenares de canciones triviales que hablan del amor, y, sin embargo, casi nadie piensa que hay algo que aprender acerca del amor.”
  • “El primer paso a dar es tomar conciencia de que el amor es un arte, tal como es un arte el vivir. Si deseamos aprender a amar debemos proceder en la misma forma en que lo haríamos si quisiéramos aprender cualquier otro arte, música, pintura, carpintería o el arte de la medicina o la ingeniería.”
  • “En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos.”
  • “El amor infantil sigue el principio: “Amo porque me aman”. El amor maduro obedece al principio: “Me aman porque amo”. El amor inmaduro dice: “Te amo porque te necesito”. El amor maduro dice: “Te necesito porque te amo”.”
  • “Para la mayoría de la gente, el problema del amor consiste fundamentalmente en ser amado, y no en amar, no en la propia capacidad de amar.”
  • “En realidad, lo que para la mayoría de la gente de nuestra cultura equivale a digno de ser amado es, en esencia, una mezcla de popularidad y sex-appeal.”
  • “Toda nuestra cultura está basada en el deseo de comprar, en la idea de un intercambio mutuamente favorable. La felicidad del hombre moderno consiste en la excitación de contemplar las vidrieras de los negocios, y en comprar todo lo que pueda, ya sea al contado o a plazos. El hombre (o la mujer) considera a la gente en una forma similar. Una mujer o un hombre atractivos son los premios que se quiere conseguir. «Atractivo» significa habitualmente un buen conjunto de cualidades que son populares y por las cuales hay demanda en el mercado de la personalidad. Las características específicas que hacen atractiva a una persona dependen de la moda de la época, tanto física como mentalmente.”
  • “Las características especificas que hacen atractiva a una persona dependen de la moda de la época, tanto física como mentalmente.”
  • “De cualquier manera, la sensación de enamorarse sólo se desarrolla con respecto a las mercaderías humanas que están dentro de nuestras posibilidades de intercambio.”
  • “Dos personas se enamoran cuando sienten que han encontrado el mejor objeto disponible en el mercado.”
  • “En una cultura en la que prevalece la orientación mercantíl y en la que el éxito material constituye el valor predominante, no hay en realidad motivos para sorprenderse de que las relaciones amorosas humanas sigan el mismo esquema que gobierna el mercado de bienes y de trabajo.”
  • “Las dos personas llegan a conocerse bien, su intimidad pierde cada vez más su carácter milagroso, hasta que su antagonismo, sus desilusiones, su aburrimiento mutuo, terminan por matar lo que pueda quedar de la excitación inicial.”
  • “Practicamente no existe ninguna otra actividad o empresa que se inicie con tan tremendas esperanzas y expectaciones y que, no obstante, fracase tan a menudo como el amor.”
  • “Si deseamos aprender a amar debemos proceder en la misma forma en que lo haríamos sí quisiéramos aprender cualquier otro arte, música, pintura, carpintería o el arte de la medicina o la ingeniería.”
  • “El proceso de aprender un arte puede dividirse convenientemente en dos partes: una, el dominio de la teoría; la otra, el dominio de la práctica.”
  • “El bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer,…”
  • “El tipo de “división del trabajo”, como lo llamó William James, que consiste en amar a la propia familia pero ser diferente al extraño, es un signo de una incapacidad básica de amar.”
  • “La necesidad más profunda del hombre es, entonces, la necesidad de superar su separatidad, de abandonar la prisión de su soledad.”

Escuelafeliz no desea infringir las leyes que regulan “derechos de autor” y “copyright”.

Escuelafeliz desea dar a conocer todo material que consideramos válido para el Desarrollo Personal, Autoestima, Madurez, Autorrealización y en definitiva todo lo que nos pueda ayudar para llegar a un estado donde poder Ser Felices, Hacer Felices, Vivir Felices.

COMPRAR LIBRO:   El arte de amar (Erich Fromm)

A %d blogueros les gusta esto: